Rock and MAU 2: Rock con sabor a Pabellón

Hay algo que deben saber sobre mí: soy fanática a morir de la Movida Acústica Urbana (MAU), y me he encargado de extender ese fanatismo a todos aquí en la oficina. Así que, para extenderlo aún más, les traigo una reseña sobre este grupo que ha llegado rompiendo los vidrios en la escena musical venezolana.

Para aquellos que no sepan sobre la MAU, les comento que es un colectivo fundado en 2007, compuesto por músicos venezolanos ejecutantes de múltiples instrumentos típicos (cuatro, mandolina, maracas, percusión afrovenezolana), así como otros instrumentos más universales (guitarra, flauta transversa, trompetas, y paren ustedes de contar). Son un bandón de maestros virtuosísimos y talentosos –además de ser súper buena nota- dirigidos por los señores Álvaro Paiva Bimbo y Diego “el Negro” Álvarez quienes, a mi juicio, son unos visionarios, enseguida les explicaré por qué.

Aparte de tocar música venezolana típica y no tan típica, tienen un proyecto paralelo súper interesante llamado Rock and MAU, donde invitan a varias bandas de rock nacional a versionar sus éxitos al estilo del folklore de nuestro país. ¿El resultado? Un sonido sabrosísimo y fresco, dándole un vuelco muy original a canciones que ya conocemos –y amamos- de La Vida Bohéme, Viniloversus, Rawayana, Malanga, Caramelos de Cianuro y Desorden Público, por nombrar algunos ejemplos. Este proyecto cuenta con dos producciones discográficas: Rock and MAU (2013), y Rock and MAU 2 (2015), siendo esta última la que les venimos a presentar acá en Dominó y Truco.

Rock and MAU 2 es el resultado de la colaboración entre estos músicos y diferentes vocalistas de la escena rockera nacional, siendo algunos de ellos: Horacio Blanco de Desorden Público, Maurimix de Los Amigos Invisibles, Servando Primera, Boston Rex de Tomates Fritos, Luis Jiménez de Los Mesoneros, Mattia Medina de Charliepapa, Armando Añez y Álvaro Casas de Americania, entre otros; por otro lado, también se unieron con las bandas Gaélica y Vargas, para crear un producto muy variado de adaptaciones de temas a diferentes ritmos locales: calipso, gaita de tambora, vals, sangueo, tamunangue, parranda, contradanza… Se repite la fórmula del primer disco con más instrumentos e ideas nuevas y, en mi opinión, es maravilloso escuchar cómo pueden adaptar una canción de rock a estos estilos tan complejos por los que la música venezolana es conocida en el resto del mundo (no se imaginan lo cómico que es ver a alguien de Norteamérica o Europa tratando de cantar o tocar un merengue venezolano, de esos bien trancados a 5 por 8).

Ejecución instrumental impecable, buena mezcla y producción musical, geniales adaptaciones de clásicos del rock venezolano así como nuevas propuestas, y mucho, pero mucho orgullo nacional es lo que les trae este disco, cien por ciento recomendado. Y también les recomiendo escuchar el primer Rock and MAU, les aseguro que no se arrepentirán.

Aquí les va el tracklist, para que tengan una idea de lo que escucharán. El estilo venezolano al que fueron adaptados los temas están entre paréntesis; ¡y no nos imaginábamos que la música venezolana tenía tantas variantes!

1. Gritarte – Okills (Calipso)
2. Tiembla – Desorden Público (Gaita de tambora)
3. Tripolar – Tomates Fritos (Macizón)
4. En El Sur – Servando (Vals/Tambor de patanemo)
5. Indeleble – Los Mesoneros (Culo ‘e puya)
6. Zamuro – Charliepapa (Sangueo)
7. Mouras – Gaélica (Tamunangue)
8. Ponerte en cuatro – Los Amigos Invisibles (Parranda)
9. Un Agradable Calor – Samantha Dagnino (Cover de Sentimiento Muerto. Canción Venezolana)
10. Estoy afuera, sal – Americania (Quitiplás)
11. Si es amor – Alfred Gómez Jr. (Tamborera Guaco)
12. Clásico – Los Colores (Contradanza)
13. Ciclo – Vargas (Mina)
14. Dónde va – Ulises Hadjis (Tambor de Guatire)

Calificación: 4.75/5

Lo dijo Mariale