Cosas que salen de noche en Venezuela

Las noches de nuestro país son muy inusuales, no se parecen en nada a las de otros países. Nosotros tenemos un montón de leyendas que vienen de los pueblos y épocas bastante antiguas, así como cosas nuevas que han venido poniendo a nuestras noches un toque único, peligroso, que da miedo. Aquí te dejamos la lista de las 10 cosas que salen de noche en Venezuela:






Se cuenta que era una mujer española en la época de la Colonia, que se casó y tuvo hijos con un indígena. La familia se molestó al saber esto y ¡Saz! Le mandaron a matar a los hijos y al esposo. Al poco tiempo murió de tristeza. Por lo que ella va llorando y lamentándose, gritando por los campos venezolanos, buscando a sus hijos.






La leyenda va de que a esta mujer la dejaron plantada en el altar para irse con la amante, fue cuando juró vengarse de su novio y de todos los hombres. Entonces, acecha por las carreteras, pidiendo cola; y cuando le pelan el diente o le echan los perros, la Sayona se transforma y te ataca. Tanto ella como la llorona visten de blanco. 








Se dice que era un hombre que durante una discusión mató a su padre. Tras horroroso hecho, la madre del tipo lo maldijo, y éste fue condenado a vagar para toda la eternidad con los huesos de su padre dentro de un saco que lleva guindado en su espalda. Lo curioso de esta leyenda es su característico silbido: si se escucha cerca, significa que el Silbón está lejos; pero si se escucha lejos, significa que está cerca.

 




Esto no es sobre ninguna enfermedad venérea, esta leyenda es sobre una madre que mató a su hijo a punta de hachazos, por lo que Dios la maldijo a que su alma rodará por la tierra en llamas, para siempre. Aparece en el llano y que cuando la ves, debes maldecirla, insultarla para que se vaya.








Viene del chiste del comediante Emilio Lovera, donde habla del malandro caraqueño que va al pueblo de Birongo, en el estado Miranda, y al salir de una fiesta se va a buscar su regreso a Caracas, donde se encuentra con un anciano quien le dice que tenga cuidado, que a las 12 aparece por la carretera el carro de Drácula.






Quizás ustedes no lo recuerden, pero nosotros sí: entre el 2006 y 2007 estaba de moda la canción “El Señor de la noche” de Don Omar, y hubo gente que afirmaba haber visto a ese ser en discotecas, tanto en Maracay como en Puerto la Cruz. Otros afirmaban haberlo visto en Tiendas Traki; el asunto es que este hecho que fue hasta reseñado por la prensa. Haz click aquí o aquí para ver las reseñas de aquellas apariciones.


 




No es ninguna aparición de ultratumba, es sólo el frío de la noche al que la gente en los pueblos le puso el nombre de “el sereno” y se lo toman muy en serio, ya que tiene características que te pueden enfermar o curar, todo depende de cómo lo aproveches. Por ejemplo: dicen que si tienes un orzuelo, puedes poner una cucharilla al sereno y luego te la pones en el ojo, ¡santo remedio!

 




Las avenidas de nuestro país se llenan de personas que han cambiado de sexo y se dedican a la prostitución. En el caso de Caracas, la avenida Libertador es la que se llena de personas que realizan esta actividad, en el que el horario es de noche.







El segundo lugar lo ocupa la delincuencia. La peor maldición que nos ha podido caer: un montón de malandros, secuestradores y ladrones que se aprovechan de la soledad y oscuridad en las calles para cometer sus fechorías.






No importa que hayas ido a votar a las 6 am, o si las mesas de votación se cerraron y totalizaron a las 4 pm, nada de eso importa, porque de todas formas el boletín saldrá en la madrugada, o siendo muy optimista, a las 12 de la noche. Dejándote sin dormir y pasando arrechera.