El mito detrás de los chimichimitos

¿Ustedes recuerdan aquella canción folklórica e infantil de los Chimichimitos?

Los chimichimitos estaban bailando el coro corito, tamboré.

Pues, nos contó nuestra amiga, Maily Sequera, que esta canción viene de varios mitos venezolanos:

La primera versión es que los chimichimitos era el nombre con el cual designaban a los espíritus de las personas del pueblo que morían sin el agua bautismal, especie de fantasmas o ánimas en pena que perseguían a los niños y los conquistaban con juguetes y chucherías para llevárselos a sus cuevas, donde quedaban condenados a hacer penitencia para toda la eternidad.

La segunda versión es para los margariteños, los chimichimitos eran seres de otro mundo, una especie de duendecillos, muy pequeños. Se cree que eran las almas de los niños que morían en el vientre de las madres, cuando estaban en actividades del mar. En las noches de luna, en las playas donde vivían marinos y pescadores, se recalaban cantidades de chimichimitos, que eran hembras y varones, para cantar y jugar como los niños de la tierra, entonando melodías bellísimas.

Como dijo Maily, los chimichimitos es más creepy que la canción de Freddy Krueger.