Las amigas súper-poderosas

Las relaciones de amistad entre el mismo sexo siempre se han caracterizado por tener más confianza y sinceridad. Incluso hay gente que en realidad duda de si la amistad entre el sexo opuesto existe; este en si  es un tema controversial, pero como yo me gradué de la Universidad de Oxford Núcleo Cotiza, siempre tengo todas las respuestas a todo y me las sé todas y digo que sí existe.  Mi mamá y mi padrino tuvieron cerca de 25 años de amistad, y garantizo que eran como hermanos. Siempre se peleaban y se amenazaban a tiros cuando uno le robaba un libro al otro, o se divertían burlándose de las respectivas posibles parejas de cada uno. Pero debemos ser honestos y reconocer que cuando uno ya ha establecido una relación seria de pareja, siempre es bastante complicado tener contacto continuo con un amigo del sexo opuesto, por lo cual se terminan creando las alianzas monstruosas entre compadres y comadres que duran 50 años, se saben cuánto calza el otro para quitarle los zapatos, se saben el historial médico de cada uno y saben que tiene el otro en la nevera para ver que le va a saquear.

En todos estos años de larga experiencia de tener muchos amigos y amigas, digo, de todos los experimentos realizados en la Universidad Bolivariana de Viena, puedo concluir que la amistad es un pilar fundamental para sobrevivirle a la vida. Para ser sincera, he tenido pocos amigos hombres porque casi todos quieren echarte los perros y para ser honesta, es un fastidio profundo. Pero he tenido y sigo teniendo muchas amigas superpoderosas que han sido mi apoyo, y lo siguen siendo. En Latinoamérica, las mujeres muchas veces se complican la vida cuando comparten por mucho tiempo el mismo sitio, por ejemplo, en el trabajo o la universidad. Empiezan con el “mírame a esta, o sea, marica, ¿qué se cree?” se empiezan a crear unos clanes de locos, que al final establecen posibles alianzas duraderas dentro de cada sub grupo -para más detalles de cómo las mujeres se joden las unas a las otras desde la adolescencia  véase la película Mean Girls o en español Chicas Pesadas-. Por lo poco que he visto en Estados Unidos, las amigas siempre están ocupadas para verse, o se ven para tomarse un café una vez al mes. En Venezuela, van a joderte todos los días, o te joden por ese teléfono para contarte el último arrecherón con el novio así tu estés bien ocupada pintándote el pelo con mechas amarillas por primera vez.


La amistad entre mujeres específicamente, es compleja. Pero cuando se establece una relación estable, es muy difícil deshacerla con el tiempo. Así nos sentimos en confianza de pedir el baño prestado si tenemos el síndrome de colon irritable, te quedas dormida en el sofá de la sala borracha del día anterior, llamas llorando a las 3 am porque tu gato se perdió y resulta que estaba durmiendo en la secadora, cualquier vaina es aceptable. 

Ahora pasare a describir aquellas relaciones súper poderosas entre amigas que nos han dado el ejemplo a seguir tanto en la televisión como en el cine: