Las mejores actividades vacacionales cuando estás pelando

Lo primero que se me viene a la mente acerca de este tema es una frase célebre de una amiga de la universidad, cuando se quedaba arruinada después de comprar libros y sacar copias, siempre me decía, “Toscana, la pobreza no es un estrato social, es un estilo de vida”. Esta frase me hizo reflexionar acerca de cómo nosotros los venezolanos lidiamos a diario para estirar los riales como si fueran chicle, cuando en realidad parecen piedras de la cima de un tepuy. Cuando vas y cobras tu quince y último, haces el mercado el primer día, el segundo día pagas las cuentas, y al tercero… usas lo que queda para pagar el pasaje y los multiabono, o si eres suertudo, para echarle gasolina a tu carrito, que aunque le esté fallando una pieza, está ahí, a tu lado, pasando roncha contigo, en las buenas y en las malas.

Entonces, si eres suertudo o súper inteligente tipo Bill Gates para ahorrar tus rialitos en Venezuela, tal vez te puedes echar unos viajecitos a los destinos típicos de Venezuela en temporada alta, Margarita, Morrocoy, La gran Sabana, Mérida, y si no eres de Caracas y te sientes valiente como para hacer turismo de aventura, te llegas a la gran capital a quedarte en el cuarto del primo que se fue a estudiar afuera. Entonces vamos a proceder a dividir las actividades según el número de ceros que tiene tu cuenta en el banco:

De 10.000 a 5.000 Bsf: al parecer no estás en la quiebra, por lo cual te puedes plantear un viajecito a casa de un pariente que no ves desde hace años, y lo ayudas a pagar el mercado -¡no seas abusador y ayuda que te están dando techo!-. Es probable que no te alcance para más de una semana, así que plantéate caminar mucho para que quemes calorías y así puedas comer más cosas ricas y llegar menos gordo a casa. Trata siempre de mezclar cosas distintas en tu itinerario, por ejemplo: visitar lugares que no has ido antes, toma bastantes fotos para dar envidia en el Facebook enfrente del mejor hotel y en el lobby para que la gente piense que estás dando paseos de lujo.  No vayas al cine, a menos que estés yendo a Caracas, que hay mayores opciones en cines. Vete de rumba, métete en una discoteca donde no se pague entrada, baila una hora y salte de ahí antes de que te cobren. Culturízate y métete en un museo a conocer obras nuevas o viejas, así no te gusten, al menos tendrás algo de qué hablar.

·     - De 5.000 a 3.000 Bsf: aquí la cosa empieza a ponerse peluda. Sólo puedes viajar a una ciudad aledaña y llegar donde gente de confianza porque no hay rial. En este caso es buena opción salir a los parques y caminar. Si vas a un sitio rural aprovecha de caminar y disfrutar de la naturaleza, eso si no vayas solo, o llévate un spray de pimienta en el bolso; no te las vayas a dar de Peter Parker. Otra buena opción es plantearte ir a sitios que quieres conocer o que de verdad te encantan dentro de tu ciudad o pueblo. Si estas soltero te las puedes dar de misterioso y sentarte en un café afuera o en el parque con tus audífonos y pones cara de Zoolander a ver si pescas algo. Si vas con tu pareja, pueden sentarse y hacer concursos de belleza y juzgar a los transeúntes del 1 al 10 en belleza (si no son celosos). Otra opción es la página de couchsurfing, donde encuentras donde quedarte gratis en la casa de otras personas desconocidas (buena suerte). Sin embargo, la página tiene buena reputación -en serio, no como la de Ricardo Arjona-, y la gente publica referencias de otras personas para que no te de tanto miedito.

- De 3.000 a 1.000 Bsf: aquí ya no hay mucho que hacer, y ya la creatividad va en aumento. Si este es tu presupuesto, es bueno quedarse en casa, o arriesgarse a buscar un novio/a online con rial que puedas ir a visitar y que te pague el viaje, eso sí, llévate un familiar o dale al check in de Facebook para saber dónde localizar el posible cadáver en el momento de conocer a la persona. Ya que te quedas en casita, invierte ese tiempo en llamar a tus amigos y reunirlos en tu casa o en casa de otros y se pueden inventar una noche de cine, una rumba compartida o una cena donde inviten amigos bastante disparejos para ver qué sucede (un testigo de Jehová y un Santero, o un Chavista y un Opositor), después los pueden rascar y ver en que termina el asunto. Cómprate en el puesto de la buhonera de la esquina las películas que están nominadas al Oscar y te vacilas la ceremonia en Marzo. Incluso puedes hacer quinielas con un grupo de amigos a ver quién se lleva el premio de quien pego más categorías.

Menos de 1.000 Bsf: aquí ya entramos en el terreno de tener mayor creatividad que nunca. Agárrate esos riales y échate una buena comida y échate una buena siesta. Ponte a revisar los bolsillos de los pantalones viejos a ver que consigues, puedes sorprenderte con chicles, monedas y cartas de amor -o de odio-. Date un baño especial todas las noches. Compra canela y miel, échate esa mezcolanza, pon musiquita relajante y prende unas velas, puedes hacerlo cuando hayan cortes de luz, y si tu baño es feo, incluso mejor, así no lo ves en la oscuridad. También debes estar pendiente de si tienes agua, no te vaya a agarrar el corte todo lleno de miel y relajado, la calentera será monumental. Agarra el metro o la camionetica hasta una zona que te guste y explórala, has window shopping, imagínate comprando todo lo que quieras y siéntate en un café y pide uno sofisticado y un dulcito. Llama a tus amigos y métanse en los vagones de metro a bailar con un equipo de música, no para pedir dinero sino para animar a la gente; claro, no en hora pico, ahí tendrían que bailar en los andenes y después los botan cuando los vean en las cámaras.

- De 0 para abajo (el viajante imaginario): aquí debo hacer advertencias. Si has sufrido en el pasado de alguna enfermedad mental severa como brotes psicóticos o bipolaridad, mejor espera hacer algo más de dinero y hacer cosas menos intensas dentro del ámbito imaginario. Si estás en vacaciones sin rial, no queda de otra que hacer karaoke con tus familiares o pareja. Pónganse con sus abuelos a hacer rituales mágicos del arquitecto de sueños con lo que tengan a mano, garantizado que se van a reír. Vean tutoriales en youtube de cualquier cosa, hagan coreografías con sus sobrinitos o hijos, o vean el atardecer escuchando música relax. Lancen por la ventana avioncitos de papel a ver a quién les cae y háganse los locos de que están leyendo en el balcón. Vístanse sexys  e inventen que están en una discoteca, si tienes pareja ponen la música durísimo y apaguen las luces y bailen. Si están solteros, vístanse sexys también y vayan con un mejor amigo del sexo contrario por ahí como si fuesen pareja para darle celos a la gente.

En fin, siempre sácale provecho a la vida, no importan los riales o la crisis, ¡lo que importa es sonreír y pasarla bien con lo que hay, citando a los amigos invisibles!