Maneras de ganar dinero extra en Venezuela

Es bien sabido que la situación económica del país parece tobogán de piscina, está en declive y vamos de culo. Y como en nuestra página queremos brindarles todas las herramientas necesarias, cual ferretería, aquí les dejamos unas recomendaciones alternativas a su empleo original para que puedan tener más ingresos y quizás, solo quizás, puedan subir en la clasificación que se les brindó hace unos días sobre formas de entretenerse según el dinero que tengan en la cuenta.

- Vendedor en metro/camioneta: ya sea que toques algún instrumento, que vendas chicle o que inventes alguna enfermedad venérea, tú puedes sencillamente montarte en alguno de estos medios de transporte y con voz de pregonero ofrecer tus servicios.

- Buhonero: similar al anterior, pero con un puestico fijo. Para esto necesitas al menos una mesita plástica y una silla del mismo material. Dile a tu mamá que te ayude a hacer una torta y preparas unos litros de nestea y te vas para la Cota mil los fines de semana. Algo de plata vas a sacar de allí.

- Matador de tigres: no importa la profesión que tengas, siempre podrás ofrecer un servicio de forma externa a tu trabajo habitual. También puedes probar tu talento en otras áreas bien sea haciendo manualidades o bisutería, el campo de trabajo es bien extenso. En este caso, déjenme decirles que el equipo de trabajo de Dominó y Truco tiene amplia experiencia en este tramo, matamos tantos tigres que hasta nos persigue INPARQUES.

- Protestante: bien sea de un bando o del otro, siempre hay alguien que dice que los que protestan reciben dinero por hacer eso. No sabemos si es cierto, pero podrías intentarlo a ver qué tal te va. Para ello solo te vistes del color que representa tu partido, agarras una cartulina y escribes algo (el uso de la gorra es opcional). La tapa del frasco es que la CIA te contacte: dólares, papá.

- Gestor: en estos días donde el país es una cola perenne, los servicios de alguien que te ayude con el proceso de apostillar o agarrar el numerito en Daka son bien recibidos. Para este trabajo quizás debas renunciar a tu empleo original y olvidarte de la idea de dormir.

- Vendedor de tu cuerpo: bien sea que te dediques a la prostitución o a vender órganos, este negocio tampoco aporta mucha novedad. Lo recomendaría solo en casos extremos.