Un supermercado que también es sala de conciertos

Sabemos que hacer mercado es una diligencia necesaria en la vida. A veces da fastidio, en especial ahora que hay que hacer cola, pero uno va, compra lo que necesita y listo, trámite realizado. Pero el truco para sobrellevar las tareas más cotidianas y fastidiosas es ponerles un poquito de sazón, como hicieron en este supermercado alemán donde las cajas hacen algo más que cobrar. Dale play al vídeo y disfruta un espectáculo súper divertido y original; estamos seguros de que no dejarás de sonreír cuando lo veas.