Interestelar... o "Confucio en el espacio"

Si usted lo que quiere es despejar su mente con algo ligero que ver en el cine, o con la película que escogió en el puesto del buhonero, no agarre Interestelar. Ahora, si a usted le gusta la reflexión, las teorías espaciales, los planteamientos de Confucio y sigue a la NASA por Twitter, esta es la película para usted. Esta película fue dirigida por Christopher Nolan, quien también nos hizo alucinar a nivel visual y mental con Inception (El Origen), y que nos sorprendió con una profunda historia en la trilogía de Batman, The Dark Night o El Caballero de la Noche -no es lo mismo que la canción de Don Omar, el señor de la noche, por favor no confundir-. La revista Time hizo una reseña especial de la película en la edición del 10 de noviembre de 2014, relatando un poco la vida de este extraño y particular director de cine.

Es indiscutible que sus películas son grandiosas, fuera de lo común, con soundtracks increíbles, incluyendo a Hans Zimmer, que ya se ha llevado varios premios Óscar por sus hermosas composiciones, semejantes en historia a Vangelis y su música inspiradora que fue incluida en muchas películas. Sin embargo, sus películas suelen mostrar teorías muy complejas detrás de la trama, que hacen que las historias se vean ambiguas y con varios vacíos que llenar. Esto puede verse como una virtud, en cuanto a que el cine complejo escasea en los tiempos actuales -nadie va a buscar teorías o enfoques científicos después de ver Scary Movie o Glee-. Cuando salgas de ver Interestelar, te pondrás a buscar las explicaciones de todo lo que aconteció, ya que deja vacíos que debes llenar por ti mismo con la ayuda de Wikipedia y Youtube. También se puede ver como una debilidad, ya que no todo el mundo es letrado e ilustrado, y desanima al ser humano común a ver una película de este calibre, pero es casi imposible mostrar teorías complejas sin adentrarse en el enrevesado mundo de la ciencia y tecnología para que lo que se muestre pueda tener cierta validez, y no sólo sea un fume mágico.  

Esta película narra la historia de los últimos tiempos que vive el planeta; hay una presencia constante de polvo proveniente del espacio que no permite la oxigenación adecuada de las plantas, cultivos, animales, e incluso los humanos. Esto impulsa a un equipo de astronautas y científicos a buscar algún otro planeta donde la vida sea sustentable, siendo uno de ellos el ingeniero y agricultor Joseph Cooper (Matthew McConaughey). Éste se embarca en una misión espacial como astronauta junto a la doctora Amelia Brand (Anne Hathaway), hija del profesor Brand (Michael Caine), y para poder cumplir esta tarea, Cooper debe dejar en la tierra a sus dos hijos. Su hija menor, Murph, llevada por la necesidad de ayudar a su padre y reencontrarse con él, se convierte en científica de la NASA (Jessica Chastain), y busca junto al profesor Brand la solución para evitar la extinción de la raza humana. Para poder viajar y abarcar mayores posibilidades de encontrar un planeta similar, los astronautas deberán adentrarse en un agujero negro que está localizado en nuestra galaxia, lo cual hace que la duración de los minutos y horas cambie radicalmente en cada posible planeta habitable, así que una hora en un planeta podría representar 30 años en nuestra hora terráquea.

Es de esplendor la forma en que la película plantea la importancia del tiempo, esa fuerza invisible que sólo se empieza a hacer más consciente cuando nos adentramos en la vejez, cuando se tiene un hijo, o cuando se pierde un ser querido. Durante toda la película se vive la angustia de la separación entre padre e hija; por encima de todo, es una historia de cómo el amor no cambia a pesar del tiempo, el espacio y la distancia. Incluso, en una de las escenas nos encontramos a la doctora Brand preguntándose si debe guiarse por el amor o por los cálculos específicos para la decisión de escoger un planeta u otro. Pregunta que suena tonta dentro del contexto hiper pesado y científico, pero que siempre nos hacemos como seres humanos cada vez que nos adentramos a la incertidumbre o a lo desconocido.

Elementos interesantes de Interestelar

- Fueron incorporadas las ecuaciones de Thorne en los efectos especiales para mantener la validez de lo que se muestra en el espacio. Estas ecuaciones son las que determinan cómo debe verse un agujero negro, que no es como uno se imagina -el gusano negro comiendo pasto cósmico- sino como una pelota con superficie de espejo que refleja una mezcla de lo que existe en este universo con otras realidades lejanas.

- Se pueden ver cosas descabelladas como una pelea en el espacio usando trajes de astronauta, y las relaciones entre la tripulación no se caracterizan por ser afectuosas a pesar de los años que pasan juntos en el oscuro espacio, por lo cual hay un robot que tiene un software encargado de medir normas y comportamientos sociales, tales como el sarcasmo, ironías y sentido del humor para mantener un ambiente humanizado -espero que los GPS no se pongan a incluir sarcasmo en sus aplicaciones y te salgan con algo tipo “por aquí vas bien, pendejo, sigue el camino”-.
- La película The Theory of Everything (La teoría del Todo) se lanzó al mercado al mismo tiempo que Interestelar, por lo que ambas películas se relacionan en mucho más que el tema de la física. La teoría de todo fue dirigida por David Marsh, y trata de la biografía del famoso científico Stephen Hawking. Existe algo llamado la radiación de Hawking, que permite obtener información acerca de lo que un agujero negro absorbió, que queda en el destrozo -así sean estrellas, planetas, una Hummer-. Pero, de este proceso de absorción se libera la radiación de Hawking, lo cual permite medir las dimensiones de los posibles objetos que haya absorbido el agujero negro, teoría en la cual se basó Nolan para dar más sentido a la película.
- Hay una parte de la película que muestra en forma más documental a las personas que se quedaron en la tierra y vieron cómo todo fue muriendo poco a poco por el polvo espacial. Estas personas entrevistadas no fueron actores; fueron sobrevivientes reales de una catástrofe llamada “Dust Ball” (bola de polvo) que ocurrió en Estados Unidos en 1930. Estas personas sufrieron por las plagas que se propagaron velozmente por todo el medio oeste, matando casi todos los sembradíos y dejando al país sin cosecha y sin alimentos.

   - Para poder adaptar tu cerebro a todo lo que pasa en la película, es importante tener en cuenta la forma en que pensamos acerca de cómo se comporta la materia. Una de las características principales de un agujero negro es que imprime un campo gravitacional alrededor del objeto,  y esta gravedad no sólo empuja y modifica la materia, sino también el tiempo, como plantea Brian Greene, Cosmólogo de la Universidad de Columbia. El espacio y el tiempo están unidos en forma muy cercana, y se esparcen por el universo en forma de hilos en una inmensa telaraña -ojala y uno pudiese meter a más de un ser en uno de esos hilos y hacerlo desaparecer a siglos atrás, o al menos enseñarle otro modo de hacer las cosas para que no siga metiendo la pata-.

    Ya sabes, échate un palito antes de sentarte a ver Interestelar, y prende la laptop para que busques todo lo que no entendiste. Paradójicamente, sabemos más del espacio o encontramos las cosas más claras gracias a Stephen Hawking, pero todavía no entendemos por qué no hay papel toilette para todo el mundo en Venezuela. Tal vez debamos llamarlo a ver si nos hace una ecuación para resolver la paradoja.