4 Hamburguesas que no te dejarán en bancarrota

Como buena fanática de la comida, creo que a veces la comida más cara no es la más sabrosa: no hay nada que se le compare a una buena hamburguesa, porque si lo hubiese todos estaríamos posteando fotos de nuestras ensaladas en Instagram. En la lista que les traigo hoy la calidad de las hamburguesas es mucho mayor que el precio, así que no duden en comerse más de una; eso sí, no respondo por arterias tapadas. 

Café Taxco D.B.L. 
(Av. Las Mercedes, La Paz. Caracas)

Taxco es una de esas leyendas que se tienen que conocer. Ubicados en El Paraíso y con un montón de años de experiencia su fama es bien merecida, para mí son las mejores hamburguesas de ésta lista. 
Las con Queso son súper humildes, consisten de un pan delgado y suavecito, con una carne de res condimentada de forma espectacular, con una lonja queso fundido encima y sobre eso, la estrella: la salsa secreta Taxco. Nadie sabe que lleva, pero es divina; lleva la hamburguesa a otro nivel, también las pueden pedir con vegetales. Lo mejor es que nunca se tardan más de cinco minutos en servirlas.

Una por una se dejan colar, te puedes comer cinco sin darse cuenta porque son bastante económicas. Recomiendo acompañarlas con un clásico Toddy y la perfecta combinación de unas papas fritas con limón. Si lo tuyo no son las hamburguesas, entonces no te puedes perder de comer el Club House. Después no pueden faltar ni un día al gimnasio el próximo mes.

Insalare Café 
(Centro Plaza, C.C. Paseo Las Mercedes. Caracas)

Insalare es la razón por la que quiero un estómago más grande y un metabolismo más rápido, es muy difícil tener un cuerpo de playa cuando te quieres comer todos los platos del menú, te puedes quedar media hora decidiendo que pedir porque todo se ve riquísimo. Las estrellas de Insalare son las crepes con todo tipo de rellenos, desde chorizo hasta champiñones, pero a mí, en lo particular, me matan las hamburguesas
El pan de orégano es suavecito y sabe divino, lo preparan ellos todos los días. Las hamburguesas son enormes, me atrevo a decir que las más grandes de la lista. Vienen acompañadas de chips de papa y la presentación es de lo  más linda. Recomiendo comerse una Hamburguesa Americana, que son 110 Gramos, Carne de res al grill o pollo al grill, lechuga romana, ruedas de tomate, cebolla picada, queso Americano, tocineta, papitas y salsas al gusto. La variedad de salsas que ofrecen también es infinita.
Si van con alguien entonces pidan de entrada un Carpaccio de Lomito o un Ceviche Peruano. Los precios son bastante solidarios.


Ávila Burger 
(Los Palos Grandes, C.C. Paseo el Hatillo, Tolón Fashion Mall, C.C. Valle Arriba, La Castellana, C.C. Manzanares. Caracas / Av, Las Delicias, Maracay / Hiper Plaza, Guatire / C.C. La Vela, Margarita)

Ávila Burger es la clásica hamburguesa venezolana con todo llevada a lo gourmet. El menú es súper extenso e incluye las más variadas combinaciones: Huevo, aguacate, queso de búfala, jalapeños y tomates marinados con carnes para todos los gustos.
Se puede escoger el término de cocción y el tamaño de la carne, a mí la de 115 gramos me deja K.O. Para los amigos vegetarianos también hay opción con la Pajarito Burger que tiene carne de garbanzos. Todas vienen acompañadas de papitas o yuca frita y una ensalada rallada.
Si llegan con hambre recomiendo que se coman una Galipán Burger, que viene con vegetales, carne de res, queso azul y trocitos de tocineta. Para los que quieran probar todo de una vez ofrecen un trío de hamburguesitas mini de diferentes rellenos. Si no quedan desmayados después de eso entonces tómense una merengada de oreo para cerrar con broche de oro.

Don Pepe 
(Santa Mónica, Caracas)

Lo mejor de una hamburguesa es su carne, y en Don Pepe es la estrella. Es un lugar tan clásico para los caraqueños que parece que siempre hubiese estado esperando en esa esquina de Santa Mónica para que te unas a la fiesta del colesterol. 
Las monstruosas y baratísimas hamburguesas se desbordan de papitas y salsa, la carne está condimentada a la perfección y cocinada a la parrilla. No es sorpresa que el lugar siempre esté lleno, pero atienden rápido. Es la hamburguesa callejera en su mejor exponente; deliciosa, gigante y servida en un sitio limpio y con tremenda atención. 
Para el que vaya con miras de comer otra cosa, están los “pellejitos”, una parrilla picadita espectacular con topping de guasacaca que le gana con facilidad al más prestigioso de los restaurantes de parrilla. Los habilidosos cocineros siempre te piden propina con un grito: “¡Cinco pa’l cochino! ¡Gracias!”. En general es toda una experiencia que no puedes dejar pasar.