Cocina for Dummies: Platos listos en 10 minutos

Para los que vivimos en un ajetreo eterno, no siempre hay tiempo de dedicarnos horas a preparar un desayuno, almuerzo o cena muy elaborada, por lo que nos tenemos que debatir entre dos opciones: comer en la calle o preparar algo rápido y sencillo para aguantar hasta la próxima comida, pero afrontémoslo, la comida en la calle está muy cara. Así que hoy, les traemos dos platos para resolver el hambre de una forma rápida y sabrosa.

Sándwich de atún:
Un sándwich siempre será una buena opción para resolver, pero no queremos recomendarte que hagas uno con jamón y queso, que ya lo sabes hacer y lo has probado.

Ingredientes:
- 1 Lata pequeña de Atún
- 1 cucharada de Cheez whiz
- ¼ de una cebolla
- ¼ de un tomate
- 2 ruedas de pan de sándwich
- Tostiarepas

Lo primero que hacemos es poner a calentar el tostiarepa. Procedemos a picar la cebolla y el tomate muy chiquito, lo ponemos en un envase, donde lo mezclamos con el atún y el Cheez Whiz, lo mezclamos hasta que todo quede bien cubierto. Lo ponemos en el pan de sándwich y lo metemos por un minuto en el tostiarepas.
El resultado: un sándwich bien tostado, con forma divertida y delicioso relleno.  Excelente para resolver.

Huevo horneado:
Una de las comidas con más proteínas que exista, el huevo. ¿Qué podemos preparar con huevo que esté listo en 10 minutos y no sea frito? Pues, huevo horneado.

Ingredientes:
- 3 ruedas de pan de sándwich tostado
- 1 cucharada de margarina o mantequilla
- ¼ de un Pimentón
- ¼ de una Cebolla
- Un diente de ajo
- Queso mozarella
- 2 huevos
- sal
- Pimienta

Lo primero que debes hacer es encender el horno y ponerlo a precalentar, mientras picas en cuadritos pequeñitos las ruedas de pan en cuadritos pequeños, la cebolla, y el pimentón.
Toma un sárten o una ollita pequeña y derrite la mantequilla o margarina, allí echas los cuadritos de cebolla, pimentón y el ajo, esto lo cocinas durante 4 minutos para que se suavicen, debes moverlo mucho para que no se te queme.
Toma un molde pequeño que sirva para hornear, y lo engrasas un poco con mantequilla o margarina. Le pones de base la cebolla y el pimentón que acabas de cocinar, encima de esto, vas a poner el pan y el queso mozarella rallado, y luego vas a abrir los huevos sobre éstos. Ralla un poco más de queso mozarella encima o en su defecto, ponle un poco de queso parmesano: es para darle el toque de gratinado.
Déjalo 5 minutos en el horno, y al sacarlo, verás que se ve fenomenal.
Te encantarán.