Películas animadas para adultos - 2da. Parte

5) Mary & Max (2009)

Mary Daisy Dinkle (Bethany Withmore) es una solitaria niña australiana de 8 años que por mera soledad decide un día escribirle a gente al azar en busca de un amigo por correo. Es así como termina contactando a Max Jerome Horowitz (Philip Seymour Hoffman), un cuarentón judío con Asperger que está tan solo o más que Mary. Juntos, tendrán una amistad que durará décadas y que, a su manera, les ayudará a encontrar su lugar en el mundo.


Mary & Max posee una fuerte dosis de humor negro surgido de los malabares entre el optimismo y el cinismo muy propia del australiano Adam Elliot, cuyo cortometraje Harvie Krumpet ganara el Oscar en 2003. Pero no todo es humor, también logra tocar una fibra humana muy bella haciendo recordar que, a pesar de lo incomprensible e inmenso que parezca el mundo, nunca estaremos del todo solos si sabemos donde buscar.


4) Chico y Rita (2010)

El director español Fernando Trueba en colaboración con el ilustrador Javier Mariscal sorprendieron al cine español con la ambiciosa Chico y Rita, una película romántica al ritmo del jazz latino que a pesar de pasar sin pena ni gloria por la taquilla española logró llevarse varios premios, incluyendo un Goya por la categoría de mejor película animada.


La Habana pre-revolucionaria; Chico y Rita son un dúo musical intentando abrirse paso en el concurrido circuito de clubes nocturnos de la isla. A pesar del amor que comparten, el deseo del estrellato se interpondrá entre ellos y comenzará un complicado romance de varias décadas que los llevará a París, Nueva York y Las Vegas en busca de ese algo especial. Una película animada que, en definitiva, tiene imagen, sonido y corazón.


3)  Persepolis (2007)

Basado en el cómic autobiográfico de la iraní, Marjane Satrapi, Persepolis enlaza la infancia y adolescencia de Satrapi en Teherán con la caída del régimen del Sah y el ascenso y consolidación de la revolución islámica en Irán. A través de vivencias familiares y del deseo de Satrapi de hacerse camino en Europa, se intimará mucho más en la historia y rumbo de una cultura no muy comprendida en el Occidente.


Temas como la importancia de la tradición, la búsqueda de la identidad individual, las relaciones entre el primer y el tercer mundo entre muchas otras surgen a lo largo de la historia y, como en la vida, a veces tienen respuesta pero muchas veces no. Por razones bastante claras, Persepolis no es una producción libre de controversias con protestas y penalizaciones por parte de Irán en diversos festivales alrededor del mundo. Con su diseño simple y falto de color, poseen cierta calidad universal.


2) American Pop (1981)

Ralph Bakshi es una figura divisoria en el mundo de la animación. Por un lado, rompió paradigmas al ser uno de los primeros en la industria de animación al utilizar el medio artístico que volvió a Disney un imperio para tocar temas como el sexismo, el racismo, la desigualdad social, la decadencia urbana y muchos otros notorios tabúes. Por el otro lado, la desigual calidad de su trabajo y la manera en que abordó mucho de esos temas, dejando ver en ocasiones sus propios prejuicios, deja mucho que desear.


American Pop, no obstante, es sin duda el mayor logro de la carrera de Bakshi. A través de la música y la animación, narra la historia de diferentes generaciones de una misma familia de músicos que sueñan y sufren por alcanzar el éxito. Usando el ritmo y la estética de cada época, con música que va desde cantos religiosos judíos hasta la música de Bob Dylan y The Doors.

1) Plague Dogs (1982)

Aunque técnicamente una película infantil, de la misma manera que Los Simpsons son técnicamente una serie animada para adultos, Plague Dogs es basada en el libro Los perros perseguidos de Richard Adams. Adams es reconocido principalmente por el libro La colina de Watership (Watership Down en el inglés original) en donde una aventura épica de supervivencia es plasmada con la travesía de unos conejos por la campiña inglesa.


Como en su obra más conocida, Plague Dogs tiene como foco a los animales. Rowf y Snitter son dos perros utilizados para crueles experimentos científicos en unos laboratorios situados en el noreste de Inglaterra. Un día, a pesar de su estado maltrecho, logran huir de las instalaciones pero encontrarán dificultades para sobrevivir por su cuenta en el exterior. Mientras tanto, los medios de comunicación comienzan a informar sobre los perros escapados y la posibilidad de que ellos porten un virus mortal para los seres humanos, lo cual no hará la existencia de Rowf y Snitter más sencilla.