Pacquiao vs Mayweather ¿la pelea del siglo?

¿Cuántos de ustedes se quedaron a ver la pelea en lugar de salir a rumbear? ¿cuántos salieron por ahí a ver la pelea? El punto es que uno de los eventos de boxeo más televisados de nuestra vida ocurrió… y sin ningún K.O. fantástico. De inmediato, los comentarios de gente molesta con los resultados se hicieron mostrar. Era de esperarse que jueces estadounidenses votaran hacia los suyos, pero ese no es el punto.

Se puede ver cómo el boxeo ha cambiado, comprarándolo con años anteriores. Pudimos observar a dos peleadores bastante técnicos con respeto mutuo. Pacquiao fintando con frecuencia y sin razón aparente, sólo para despistar a Mayweather. Mayweather midiendo a Pacquiao, con su guardia baja en ocasiones para atraerlo. Aunque es verdad que no dio mucho de qué hablar, se debe admitir que este deporte ha entrado de forma oficial en una nueva era. Los peleadores que deseen seguir los pasos de estos dos deben ser drones, androides, iMacs de procesador alienígena.

Ambos pelearon con cabeza fría hasta el final -algo que le quita cierta atracción al deporte-. No hubo necesidad de apasionarse en los últimos rounds, y eso fue quizás lo que le quitó la pelea a Pacquiao. Los 10 puntos que el ganador le sacó por encima, en lo personal, me parecen una exageración y darán mucho de qué hablar en los próximos días. Sin embargo, si se ven los replays de los rounds se puede ver que, cuando el señor Floyd conecta un golpe…. Lo conecta.

A pesar de la victoria de éste último, no hay que dejar de admirar a Pacquiao. Como ya se dijo, es un contrincante muy técnico que no dejó de atacar en ningún momento y acorraló a su oponente durante casi toda la pelea. Pero Mayweather tenía el flow, y con su actitud autosuficiente y sus constantes retos verbales a Pacquiao, logró mantener una apariencia dominante durante la pelea, a pesar de encontrarse arrinconado muchas veces. Esto nos recuerda que los deportes hoy en día son un show, que las apariencias influyen, y mucho. No es pelear sin más, sino pelear con estilo, y fue ahí donde Mayweather superó a su contrincante. Me hubiese gustado no haberle apostado a Manny y perder el dinero, pero bueno, a ninguno de los dos les importa. Entre ambos ganaron más de 100 millones de dólares, y no es para nada relevante si ganaron o perdieron, después de la pelea ambos andaban preparándose para el tremendo afterparty que les esperaba.

Pero bueno, espero que hayan disfrutado la pelea, y si no la vieron no la busquen. Repasen Rumble in the Jungle, fue mucho más emocionante… o descarguen Rocky 3, 4 o 5, la que prefieran, para ver un combate de verdad.