Top 10 de películas "superficiales"

Siempre que vamos al cine, más que todo en tiempos de crisis, debemos pensar muy bien en la película que vamos a ver para no cagarla con nuestros amigos, familiares o parejas. Muchas veces, hasta se ejercen los roles pasivo-activo a la hora de decidirse a qué película ver: la novia pasiva que deja que decida el novio para después echarle la culpa del fiasco de Godzilla parte 5, o el papá que decidió meter a la familia a ver Amaneció de golpe porque esa es la que él quiere ver, y termina diciendo “Bueno, yo pagué así que yo decido, se la calan”. Si quieren vengarse de alguien y ponerlo a ver una película mala, o sólo quieren ver unos cuerpazos sin ninguna trama por haber pasado un día pesadísimo, entonces déjense llevar por mi mano superficial del top de las películas más vacías que bolsillo de profesor universitario.

1. La trilogía de Crepúsculo: yo sé que mucha gente se va a molestar conmigo para empezar, pero estas películas son el reflejo de la superficialidad y el mal manejo de la fantasía en los tiempos actuales. Todos los actores están buenos, ninguno piensa mucho, y la trama no es nada profunda, aunque el soundtrack es excelente.

2. La saga de Transformers: de verdad que si tienes más de 16 años y te gustan las películas de Transformers, hay que quererte mucho para aceptarte. Megan Fox es el único estimulo interesante para los hombres, y la trama desquiciada de los carros robot extraterrestres es más incomprensible que los teoremas de Nash.

3. Las 43 películas de Rápido y Furioso: estas son películas en donde salen los últimos modelos de los carros que ya no llegan a Venezuela, donde hay puros tipos y tipas buenotas, silicón, y un muerto. Súper entretenido para pasar el rato y no pensar mucho.

4. Mean girls –chicas pesadas-: esta es una buena película -no es broma- acerca de la estupidez en la adolescencia. Relata la historia de una chica ingenua que debe integrarse a un grupo desastroso en un liceo de gringos ricos y se vuelve una chica pesada. Vale la pena verla.

5. This means war –esto es guerra-: dos tipos buenotesChris Pine y Tom Hardy- que trabajan para la misma agencia secreta, están saliendo con la misma mujer –interpretada por Reese Witherspoon- e invierten todo su dinero y recursos en arruinarse las citas entre ellos. Ese es el tipo de problemas que yo quisiera tener.

6. Catwoman –Gatúbela-: da dolor ver a la bella Halle Berry haciendo semejante ridiculez. Nada como ver esas escenas  con malos efectos secundarios de Halle poseída por un gato. Sharon Stone es la malota buenota, y eso es todo.

7. Magic Mike: es la media historia de unos tipos que están buenos y hacen strip tease. Dudo que algún hombre heterosexual quiera ver esta película. Si se quieren vengar de su papá o de una suegra súper cristiana, pongan play y ni les digan de qué se trata.

8. Todas las películas de Batman de la era antes de Christopher Nolan: es difícil ver algunas de las actuaciones pasadas de todos los Batman antes de que Christopher Nolan tomara la dirección de las películas, para convertirlas en un trilogía con un poco más de profundidad en las dinámicas de poder social y menos payasadas de exceso de maquillaje, y tonterías sentimentales.

9. The Host –La huésped-: esta película está basada en otra novela de Stephenie Meyer, la misma autora de Crepúsculo. Es la historia de una extraterrestre metida en el cuerpo de una humana en los últimos tiempos de la humanidad, donde la alienígena y la humana se enamoran de dos tipos distintos y la trama del fin de mundo queda atrás, porque lo más importante pasa a ser el idilio con los dos muñecos de torta.

10. Under the skin –bajo la piel-: la hermosa Scarlett Johansson es una mujer que, como en la película anterior, lleva también un alien adentro -muy de moda, también se ve en la asamblea nacional en ambos bandos- y este alien se alimenta de tener sexo con todos los tipos que se encuentra, pero al final, todos mueren. Por eso es que dicen que las apariencias engañan, gente, mosca con eso.