El esplendor americano de Harvey Pekar



Harvey Pekar nació en Cleveland en 1939. Sus padres eran judíos polacos que se ganaban la vida en un abasto, que vivían en el piso de arriba. En 1957, entró a la universidad sólo para abandonarla un año después y alistarse a la Marina. Pasó gran parte de su vida archivando documentos en un hospital militar de Cleveland hasta que se jubiló en 2001 y morir en 2010, luego de padecer cáncer por varios años. La vida de Harvey Pekar hubiera pasado sin pena ni gloria como la de muchos de no haber sido porque su nombre, junto a Harvey Kurtzmann y Robert Crumb, es referencia mundial del cómic alternativo y underground.

Los inicios de Pekar en el mundo del cómic no pudieran ser más accidentales. Harvey tenía como pasatiempo coleccionar cómics y discos de acetato y así conoció a otro gran coleccionista de ambos, el caricaturista Robert Crumb. A Pekar le impresionó, de forma profunda, el trabajo de Crumb ya que sentía que los temas que tocaba (sexo, drogas, la vida misma, lo que le pasara por la cabeza) eran cosas que nunca antes había visto a otros tocar.

Harvey Pekar no se inspiró en temas comunes como los superhéroes o animalitos o en ideas rebuscadas y vanguardistas. Siguiendo la tradición que más tarde llevarían Jerry Seinfeld y Louis C.K. a la televisión, su cómic se trataba sobre un individuo llamado Harvey Pekar, un archivador en un hospital militar de Cleveland tan amargado y gruñón como su creador que día a día encara su lucha contra viejitas que retrasan la cola del supermercado, chistes malos de sus compañeros de trabajo y el misterio de los dos otros Harvey Pekar en la guía telefónica.

No obstante, Harvey tenía un problema: no sabía dibujar. Le mostró a su amigo Robert Crumb sus ideas desarrolladas en figuras de palitos. Impresionado, Crumb se volvió el primer dibujante de American Splendor, una especie de biografía continua en donde durante 32 años (1976-2008) Harvey Pekar compartió su vida con el mundo. El extraño status de celebridad de Harvey lo llevó por un camino que nunca imaginó: una docena de adaptaciones al teatro inspiradas en su propia vida, entrevistas con David Letterman que terminaban en disputas y Joyce Brabner, su esposa que conoció gracias a que ella era una fan de sus cómics.



En el año 2003, la vida y obra de Pekar fue llevada al cine en American Splendor con Paul Giamatti en el papel principal. Localizada en el punto medio entre adaptación y documental, la cinta ofreció entrevistas con Pekar, Brabner y otras personas que Harvey había inmortalizado en sus cómics y los actores apareciendo fuera de personaje compartiendo con ellos, ofreciendo una línea confusa entre lo que es verdadero y lo que es la imitación de lo verdadero.