Etapas de un guayabo y canciones para alimentarlo/superarlo


La palabra guayabo, en nuestro lenguaje coloquial, significa varias cosas: es el nombre del árbol de guayaba, y también se le dice así a la resaca/ratón moral después de una rasca, y a la mal llamada depresión post-ruptura sentimental. Aquella que, aunque te reúses a sentirla, se escapa de tus manos y de tus lágrimas. Y justo para alimentarla un poco, aquí te contamos como superarla con canciones “cebolla”, “corta venas”, rásgate las vestiduras”, en tres etapas. Buenas o malas, sabes que las has escuchado una y otra vez, así sea para darte golpes de pecho o para llorar mientras te bañas. 

Negación
Se inicia justo después del “Si te he visto no me acuerdo”, de la patá por ese cu’, del “no eres tú, soy yo”, del “ya no te quiero como antes”, y del “tengo que dedicarme a mis estudios/trabajo”, etc. Ésta, en su mayoría viene acompañada de lágrimas, rabietas, llamadas -en las que no hablamos, solo escuchamos- desde los teléfonos de nuestros amigos, mensajes de texto a deshoras o a des-copas, y aparecimientos “casuales” en los lugares en que se encuentra nuestra ex pareja. Y se trata de negarnos por completo a perder a esa persona “maravillosa” que por tanto o tan poco tiempo hemos “amado”, y/o rendirnos ante la “perra esa” que “nos lo quitó”.    

Canciones para superar la etapa de negación -o para ahogarnos más en ella-:

Alejandro Fernández - Me dediqué a perderte.
Luis Fonsi - Yo no me doy por vencido.
One Republic - Apologize.
Maná - Como duele / Clavado en un bar.
Rossana - Si tu no estás.
Gianluca Grignani - Mi historia entre tus dedos.
Jazon Mraz - I won’t give up.
Phil Collins - I can’t stop loving you.
Camila - ¿De qué me sirve la vida?
Ricky Martin - Vuelve.
Luis Miguel - O tú, o ninguna.


Adaptación
Ya un poquito después de la etapa de negación, nos vamos dando cuenta de que sí podemos sobrevivir, y de que deberíamos llamar a nuestros amigos. Los que siempre han estado ahí o aquellos que botamos, y ahora, después que nos botan a nosotros, los volvemos a recoger. En esta etapa todo empieza de nuevo, dejamos el aislamiento. Pero, a veces, esa persona vuelve a darse sus vuelticas por nuestra mente, y ahí es donde entran estas canciones que nos hacen recaer pero entender.

Canciones para superar la etapa de adaptación -o para volver a la de negación-:

Enanitos verdes - Tu cárcel / Tus viejas cartas.
Mecano - Me cuesta tanto olvidarte
Ricardo Arjona - Pensar en ti.
Luis Fonsi - Se supone.
Franco de Vita ft. Gloria Trevi - Te pienso sin querer.
Tony Dize - Prometo olvidarte.
Phil Collins - You’ll be in my heart.
Franco de Vita ft. Noel - ¿Tú de qué vas?.
Juan Gabriel - Querida.
Alejandro Sanz - Mi soledad y yo.
Los Amigos invisibles (versión de la canción de Colina) - Si tu te vas.

Aceptación
Después del llanto y la superación del mismo, viene la etapa más importante. La aceptación. Esa persona ya no volverá, y si quiere hacerlo, es tú momento de decir que no –sabroso, ¿verdad?-. Aunque te estés muriendo por dentro y quieras mil veces decir que sí. Y más que eso, le sigas teniendo unas ganas infinitas. Pero déjame decirte algo, esta es la etapa que más se disfruta. Asegúrate de no querer volver y empieza a disfrutar realmente de la soltería y de tus amistades. Solo así podrás abrirte de nuevo a otra relación. Pero cuando te dé por recordar, cosa que siempre pasa, escúchate estas rolitas.

Canciones para superar la etapa de aceptación (y mantenernos en ella):

Joaquín Sabina - Nos sobran los motivos.
Alejandro Fernández - Que seas muy feliz.
James Blunt - Goodbye my lover.
Franco de Vita - Si la ves.
Ricky Martin - Mi asignatura pendiente.
Santiago Cruz - Cuando regreses.
Diego Torres ft. Vicentico - Usted.
Aventura - Dile al amor.
Ella baila sola - Lo echamos a suertes.
Adele - Someone like you.
Idina Menzel - Let it go.

Pero cualquiera que sea la estación del guayabo en la que te encuentres, disfrútalo. Sí, disfrútalo, porque créeme que luego te reirás al respecto, recordarás canciones con más sentimiento y por qué no, le contarás a tus hijos.