Frases para terminar

Todos los que hemos estado enamorados sabemos lo mucho que uno se empeña en hacer que una relación funcione, pero, a veces no se puede y ya. Cuando las cosas no funcionan, lo mejor que uno puede hacer es acabar la pareja antes de que ésta se convierta en una relación dañina y tormentosa. Siempre he pensado que lo más difícil en un noviazgo o un matrimonio es terminar: Nunca habrá algo que sea fácil de decir para que pueda darle fin; para mí, la gran pregunta siempre ha sido: ¿qué se puede decir para abrir el tema? 
Aquí, te decimos varios tipos de frases que sirven para terminar.

- Me voy del país, ¿tú qué vas a hacer?
Está muy de moda en nuestro país. Deja a la gente fuera de base y capaz hasta ellos son los que terminan contigo. Sirve para cosas como “vamos a intentarlo llevando la relación a distancia”, pero con esas vainas a las 3 horas de que cruce migración en Maiquetía, ya seguro te cuadras con alguien.

- ¿Te están siguiendo? Porque estoy viendo gente a tus espaldas
Porque decirle que estás montándole cachos es muy feo y bastante cruel. Si éste es tu caso, con esta frase seguro rompes el hielo.

- ¿Quieres ver un truco de magia? Puff, ahora eres soltera
Sirve para todos esos magos que lo que hacen es echar un polvo y desaparecen. 

- ¿El aire acondicionado está encendido? Es que esta relación me sofoca
Funciona muy bien, sobre todo si vives en una ciudad calurosa. No se lo esperará y si lo haces bien, capaz hasta terminan comiendo helados.

- ¿Tienes pega loca? Es que quiero pegar todos los sueños que me has roto 
Ésta es difícil, porque con la escasez, capaz no se encuentra pega loca, y recordarle a la gente que tiene que ir a hacer cola y comprar por número de cédula, da arrechera. Eso puede empeorar las cosas. Ten cuidado.

- ¿El metro se está moviendo? Es que siento que no vamos para ningún lado
Excelente opción para cuando vas camino a la universidad o al trabajo y ya no soportas a la chama, además, si comienza a formar un rollo, te bajas del vagón en Plaza Venezuela o Chacaito, allí es fácil confundirse entre la gente. 

- Me encanta como te queda ese vestido, ¿sabes qué también me encanta? Tu amiga Daniela
Puedes usarla en dos ocasiones: 
1ra. Ocasión: Mientras se arreglan para ir a una fiesta a la que no quieres asistir;
2da. Ocasión: Cuando tiene horas comprando ropa y probándose todo lo que encuentra en la tienda.

- ¿Cómo se llama la pastilla del día después que tomaste hace un tiempo? Es que la necesito para mi secretaria
Fenomenal cuando le tiene celos a todas tus compañeras de trabajo y ya no te calas ese eterno rollo de que todas están pendiente de ti. 

- No soy yo, eres tú
Es lo que sucede la mayoría de las veces, pero a la gente le da como miedo decirlo. El peo eres tú, y quien la caga a cada rato eres tú, yo soy de pinga. 

- Según el tarot no somos compatibles: Yo soy cáncer, y tú, una egoísta mala gente.
Si tu novia es de esas que ve al arquitecto de los sueños, Hermes, Adriana Azzi; sigue a Reinaldo Dos Santos en twitter y anda pendiente de las brujas de la bicha, ésta es la manera. 

- Con ese corte de cabello te pareces a Iris Varela.
Berro, si de pana se parece, te va a caer a coñazos.