Bocadillos saludables para matar la ansiedad


Si no tienes mucho tiempo para cocinar, pero tienes mucha hambre y quieres mantenerte saludable, aquí tienes algunas opciones rápidas, ricas y bajas en calorías para siempre mantenerte en el peso ideal ¡Pruébalas!

Chips de calabacín.


No arrugues la cara sin probar uno. El calabacín es delicioso, y más si lo horneas. Pícalo lo más delgadito posible, ponle un poco de ajo y queso parmesano encima, luego hornéalo por unos 20min o hasta que lo veas arrugadito. Sácalo y déjalo enfriar. Luego, disfrútalo sin remordimientos.

Tacitas de pepinos y atún.  


¡Sabroso! Pica un par de pepinos en trozos gruesos y con una cucharilla pequeña vacíalos dejando una sillita de fondo. Adereza el atún con un poco de sal, pimienta y mostaza o mayonesa. Con una cucharilla para helados o normal, coloca el atún dentro de las cestitas de pepino y decora con unas ramitas de perejil (aunque no te las comas, se ven lindos). Cómete los dos pepinos si quieres, los pepinos son equivalentes al agua.

Piña a la parrilla.


¡Así como suena! Pica la piña en rodajas y ponla en la parrilla por unos minutos. Si no quieres prender la parrilla, usa un sartén. Dórala al gusto. Agrega un poco de canela encima y ¡Rico!

Guacamole de frutas.

¿Tienes chips en casa y quieres comértelos sin arrepentimientos? Haz un guacamole fácil de frutas. Cero calorías, cero remordimientos. Pica melón, manzanas, cerezas, mandarinas, y fresas en cuadritos pequeñitos, y agrega un chorrito de limón.

Chupetas de frutas naturales.


Si tienes tiempo un fin de semana, prepara muchas chupetas y disfrútalas durante la semana, así matas tus ataques de ansiedad. Toma tu fruta preferida -cambur, fresa, piña, etc.- y bátela en la licuadora con una cucharada de linaza o avena. Echa la mezcla en un envase de salsa de tomate vació o en una bolsa plástica y ábrele un huequito. Luego precalienta el horno a 170 ºC y sobre un papel encerado coloca los palitos y vierte la mezcla sobre ellos. Hornea alrededor de una hora o hasta que notes la mezcla firme. Saca y deja enfriar.

Pizza de Yogurt y frutas.


Puedes preparar tu yogurt natural o comprar alguno liquido. Vierte el yogurt en una bandeja para pizza ya empapelada con papel encerado y agregarle las frutas que quieras. Refrigéralo durante una hora o hasta que el yogurt cuaje. Saca la mezcla de la bandeja y con un corta-pizza pícalo en trozos. Y luego de esto, ¡a disfrutar sin culpas!