Las 12 cosas más geniales que hay en Barquisimeto


¡Ah mundo, Barquisimeto! Una de las ciudades más hermosas del país, “la del cuatro y el corrío”, fundada el 14 de septiembre de 1552, está cumpliendo 463 años. Es la capital musical de Venezuela, la ciudad con los crepúsculos más bellos, y todo un ejemplo de urbanismo y ciudadanía que ha ido creciendo con el pasar del tiempo. Creo que todo venezolano que se respete debe conocerla y, como buena barquisimetana que soy, para celebrar su cumpleaños he decidido regalarles a ustedes una guía con las cosas más geniales que tiene la capital del estado Lara. Si algún día van a mi terruño, estos son los lugares y cosas que no pueden perderse:

1. El Obelisco de Barquisimeto. Cuando alguien retrata a la ciudad de Barquisimeto en fotos, pinturas o dibujos, el símbolo que más resalta es el Obelisco ubicado al oeste de la ciudad. Fue construido con el objetivo de rendir homenaje a Barquisimeto en sus 400 años de fundación. Si pasan por allí, siempre verán a un grupo de amigos tomándose fotos en los escalones de la entrada del obelisco ¡son parada obligada! Así que, si visitan este monumento, no pueden irse sin su foto respectiva en los escalones de esta edificación. Dicen que el ascensor interno que tiene entrará en funcionamiento de nuevo; cuando eso pase, tendremos las vistas más espectaculares de la ciudad al alcance de nuestros ojos.


2. La Catedral Metropolitana de Barquisimeto. Una belleza de catedral con un estilo muy moderno, es el punto de llegada de la Divina Pastora en todas las procesiones de cada 14 de enero. No es la típica iglesia cerrada; su techo está lleno de ventanales que hacen que se ilumine con la misma luz del sol, lo cual le añade un carácter más divino al sitio. Todos los colegios de Barquisimeto mueren por hacer sus misas de grado, confirmación y primera comunión allí.


3. El Teatro Juares. Este teatro es otro de los íconos de la ciudad; cuenta con una arquitectura diseñada para asemejar a los teatros europeos, y es la sede de los espectáculos más importantes de la ciudad. Es parte de las joyas arquitectónicas del casco central, y vale la pena visitarlo, aunque sólo sea para tomarse una foto con la fachada del teatro de fondo.


4. El Museo de Barquisimeto. Este maravilloso espacio fue en una época anterior el Hospital de la Caridad, y fue reacondicionado para tener salas de exposición, conferencias, y lo que solía ser la capilla central del hospital ahora funciona como un salón de presentaciones. Es un oasis de tranquilidad en todo el centro de la ciudad. Es uno de mis favoritos personales para esos momentos en que necesitamos desconectarnos de todo el ajetreo.


5. La Flor de Venezuela. Este monumento fue creado por el arquitecto Fruto Vivas con el propósito de que fuese el pabellón representativo de Venezuela en la Feria de Hannover, Alemania en el año 2000. Fue diseñado con un sistema que mueve los pétalos en la parte superior para que se abrieran y cerraran. En la actualidad es un pabellón de exposiciones y espectáculos en el este de la ciudad, con una biblioteca y un anfiteatro.


6. Santa Rosa. Un sitio mágico, es un pueblito que no queda en Barquisimeto como tal, pero queda justo a las afueras de la ciudad y, con el paso del tiempo, el crecimiento urbano la ha ido asimilando como parte de la capital larense. La iglesia del lugar –Iglesia Santa Rosa de Lima- es el hogar de la patrona de la región, la Divina Pastora, con una plaza hermosa, un mirador desde donde se ve todo el Valle del Turbio y varios locales pintorescos para comer y comprar recuerditos. Pero, les aconsejo que eviten los cepillados o raspados de allí, no son los mejores.


7. El Monumento al Sol Naciente de Carlos Cruz Diez. Es toda una experiencia pasar por la redoma del sol y ver este monumento icónico; consiste en un conjunto de paneles de metal pintados al estilo característico “Cruz Diez”, dispuestos uno al lado del otro formando un círculo. Mi recomendación para disfrutarlo aún más es: no se conformen con pasarle por un lado; hay espacios donde se puede estacionar en la redoma para poder entrar al monumento ¡nada como pararse en todo el medio del Sol Naciente!


8. Los cuatros de Pablo Canela. Pablo Canela fue un compositor, arreglista y luthier famosísimo en el estado Lara y a nivel nacional, que fundó una tienda de instrumentos musicales ubicada en el centro de Barquisimeto. Allí se venden los cuatros más bonitos y brillantes que he visto en toda mi vida –y, no es por nada, pero los cuatros de mi tierra tienen un sonido que no se encuentra en ningún otro lugar-.


9. El Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo. La escuela de música insigne de la ciudad, de allí sale la gran mayoría de los músicos virtuosos del estado Lara, y es uno de los bastiones del Sistema Nacional de Orquestas. Además, su arquitectura es única, y es relajante pasar una tarde con tus amigos bajo el árbol de la plaza central del conservatorio, teniendo como música de fondo las notas de los diferentes instrumentos ejecutados por los estudiantes en los cubículos del edificio, o en la misma plaza.


10. El Bunker del este. Este lugar es uno de los locales más populares de la movida nocturna barquisimetana, y es único en su estilo porque de día, es un pasillo común y corriente del C.C. Rio Lama, pero en la noche colocan mesas y sillas a lo largo del pasillo y se convierte en un local para pasar un muy buen rato. La música es genial, porque en vez de colocar música tecno y reggaetón, le dan play a los clásicos del rock de todos los tiempos, tienen bandas en vivo y venden la cerveza súper barata. Además, la ración de tequeños que venden allí es espectacular, porque te sirven tequeños ENORMES ¡es el cielo de los fanáticos de este pasapalo!


11. La Dulcería. Este es un lugar más o menos nuevo, pero encantador: venden una gran variedad de tortas, café y dulces exquisitos. Además, es muy divertido porque los manteles de las mesas son láminas de papel, y mientras degustas su menú, te dan creyones para que escribas y dibujes a tus anchas. Lo ideal es ir con amigos para que garabateen todos juntos y tengan un momento memorable y entretenido. Hay uno en el C.C. Sambil y otro en el mirador de Santa Rosa.


12. Los cachitos de la panadería Alianza. No han probado unos buenos cachitos si no han desayunado en la panadería Alianza, ubicada en la esquina de la Av. Morán con la carrera 24. Son, sin duda alguna, los mejores cachitos que he probado en este país, y créanme que he probado bastantes ¡una delicia!