Viajar a Margarita y no morir en el intento


Siempre he pensado que Margarita es uno de los lugares más hermosos de Venezuela, y estoy segura que cualquiera que haya tenido la oportunidad de visitarla va a estar de acuerdo conmigo. Desde sus paisajes naturales hasta sus construcciones coloniales y centros comerciales, es ciertamente la Perla del Caribe. Pero hay algo malo de viajar a la isla en lo cual creo que todos estamos de acuerdo, y es lo traumático de llegar hasta allá. Retrasos, sobreventas, falta de pasajes, calor, ataques de pánico. Todo eso se puede evitar con la guía correcta, y eso es justo lo que vamos a mostrarles. Vean cómo viajar a Margarita y no morir en el intento.

El Transporte.

Lo primero es conocer cómo se puede ir; por aire o por barco. Por aire se puede viajar desde Maracaibo, Maiquetía, Maturín, Barcelona, Valencia, Santo Domingo del Táchira y Puerto Ordaz. Dependiendo del sitio de donde salgas, el vuelo puede ser con Avior, Laser, Venezolana, Conviasa, Aserca, Aeropostal o Rutaca. Entre todas las formas de transportarse es la más rápida, pero la más cara.

Si te vas por agua, entonces puedes salir desde varias ciudades; si te sientes muy aventurero, la forma más barata de llegar es saliendo del puerto de Chacopata, que está al final de la “T” del estado Sucre, pero tienes que ir preparado para sol, calor y el movimiento de un “tapaito” de agua en pleno mar.

Si valoras tu comodidad pero no tienes mucho presupuesto, entonces ir en ferry es la respuesta. Existen tres compañías que ofrecen el servicio: Navibus, Gran Cacique y Conferry. Las dos primeras ofrecen salidas desde Puerto la Cruz y Cumaná hasta Punta de Piedras, mientras que Conferry ofrece salidas desde el puerto de Guanta -cerca de Puerto La Cruz- hasta los puertos del Guamache y Punta de Piedras.


Las Fechas

Lo más importante para tener un viaje cómodo es, en definitiva, la fecha. Aunque los pasajes en avión son más caros, valen la pena cuando se trata de temporada alta, el único riesgo son los retrasos; pero vale más la pena ir con una hora de retraso en un vuelo de media hora que estar cuatro horas metido en un ferry que casi siempre está sobrevendido donde tienes que vivir para cuidar las maletas, el puesto y nada más.

Si se trata de temporada baja, entonces apoyo por completo los viajes en ferry. El paisaje, sobre todo en los barcos que tienen cubiertas al aire libre, es en palabras de Chino y Nacho, “brutal, brutal”. El viaje nocturno en el Ferry Buque Don Nasib de Gran Cacique es algo que deja sin palabras, la cubierta es a cielo abierto y no está iluminada, de forma que se pueden ver los atardeceres, la luna y las estrellas como en ningún otro lugar: en el medio de un mar infinito y oscuro.

Si el viaje fuese de día entonces desde cualquier ferry pueden verse de cerca los espectaculares islotes de Mochima al amanecer contra el paisaje de edificios iluminados de Puerto la Cruz y Lechería, la misteriosa isla de Cubagua con sus aguas turquesa a sólo unos metros, y si tienen suerte entonces también los delfines saltando junto al barco.

El Tiempo.

Si lo que más te preocupa es el tiempo, entonces las opciones más rápidas son los aviones y los ferrys express. Gran Cacique desde Cumaná ofrece un viaje que dura sólo hora y media, mientras que Conferry ofrece desde Guanta un viaje de sólo tres horas hasta Margarita.


Entonces, ¿Cuál es mejor?

Los precios más competitivos suelen ser los del ferry, que además permite llevar carro para no tener que alquilarlo en la isla, pero en temporada alta son muy desordenados e incómodos, en especial si se viaja con niños o personas muy mayores.

En temporada baja, los ferrys suelen ofrecer muy buen servicio, eso sí, se recomienda llevar efectivo o comida, pues ninguno tiene punto de venta y el apetito se aumenta con los bonitos paisajes. Gran Cacique ofrece puestos numerados, lo que es una ventaja si se va tarde y hay mucha gente, además de un terminal privado cómodo en la ciudad de Puerto La Cruz.

Navibus tiene unos barcos muy limpios, su terminal privado de Punta de Piedras es bastante organizado y agradable, además de ofrecer un maletero bien organizado para no llevar encima el equipaje y poder disfrutar mejor el viaje. Conferry por su parte tiene teminales muy cómodos en Guanta y el Guamache, pero no tiene servicio de guarda de maletas, hay que llevarlas encima siempre. En cuanto a precios, todas las tarifas de pasajes en ferry son cercanas, así que la comparación se trata más del ferry ideal para tu viaje que del precio más económico.

El transporte aéreo es el más caro, pero salvando los posibles retrasos es el más ordenado y cómodo a la hora de viajar en temporada alta o cuando el tiempo del viaje es demasiado corto. Las aerolíneas más puntuales para viajar suelen ser Laser y Avior, pero todo depende de las condiciones del clima y la flota de la aerolínea.

Así que, ya saben, si viajan a Margarita para echarse un baño de playa, visitar a la Virgen del Valle o aprovechar los descuentos de puerto libre, háganlo con estilo… Al estilo de Dominó y Truco, por supuesto.