Destinos románticos de Venezuela para San Valentín


Ya viene San Valentín, queridos amigos, y aunque es verdad que algunos podremos estar solteros, que no hay real para nada extravagante, que puedes estar deprimido por la situación del país o por cualquier otra cosa, no hay ninguna razón para dejar de dar el todo por nuestra pareja este 14 de febrero -sin que eso signifique quedar en la banca rota-. Mucha gente decide viajar en estas fechas para hacer algo especial, mientras que a otros no les queda más remedio que quedarse en su ciudad, así que veremos varias opciones a lo largo del territorio nacional donde puedes celebrar el amor, la amistad con derecho e incluso el “peor-es-nada” –porque en estos tiempos, hay muchos tipos de relaciones modernas-. Les traemos estos lugares bonitos y románticos donde se podrán entretener y avivar la llama.

Carabobo.


Cerca de Valencia te aguarda quizás uno de los destinos más económicos para parejas que encontraras; son las aguas termales de Trincheras, ¡para que te vayas calentando desde temprano! Acérquense y reciban una terapia rejuvenecedora. Piscinas tibias o calientes, chorros de agua hirviendo, sauna, y baños de lodo. Es el ambiente perfecto para consentirse un poco este San Valentín y relajarse.

Lara.


Es hora de irse a la tierra de los guaros. ¡Sie Cará! ¡Vámonos pa’ Cubiro! Frío, caballos y extraterrestres… Bueno, eso último no viene al caso. El punto es que un lugar tan hermoso como Cubiro es sin duda un excelente destino. Tras rodar un par de horas desde Barquisimeto encontrarás estos paisajes sacados de la pradera de Heidi. Lomas de grama verdecita, bosques frescos, y un pueblito con posadas encantadoras donde pueden refugiaste con su pareja, además de una gastronomía única con fresas con parrilla, carne de chivo y otros afrodisíacos. Erizarán la piel de cualquiera y enamorarán a tu media naranja.

Anzoátegui.


Si no estás aún en la quiebra y tienes una lanchita, lánzate desde Puerto La Cruz a Lechería, papá. Es lo más cercano a los Hamptons, pero con sabor venezolano; tiene hoteles de lujo, urbanizaciones con canales de agua donde la gente puede salir a pasear o visitar a alguien en su lancha particular, así como playas increíbles. Es el lugar perfecto para disfrutar este día de los enamorados recordándole a tu pareja que, por más que busque otra persona, nadie tendrá tu sensual poder adquisitivo.

Falcón.


¿A quién no le encantaría revolcarse cuesta abajo por uno de los médanos de Coro?  Y pasear bajo el sol a través de paisajes que, con un poco de imaginación, recordarán al desierto del Sahara. La gran ventaja de esta tierra exótica es que hay para todos los gustos; pueden elegir entre la gran cantidad de playas que hay en este estado: Los cayos del Parque Nacional Morrocoy, Tucacas, Chichiriviche, Boca de Aroa, Adícora ¡Son un montón! Pero en este caso en particular asegúrense de llevar bastante bloqueador, y una botellita de lubricante, uno nunca sabe.

Bolívar.


Aquí, el destino más romántico es el Salto Angel. Pocas cosas son más apasionantes que ver una de las grandes maravillas naturales del mundo y jurar que tu amor llega más alto que esta cascada. Y si con eso no es suficiente, pueden tomar un tour por la Gran Sabana, donde conocerán las rocas y montañas más antiguas del mundo, se bañarán en ríos espectaculares y tendrán sólo la luz de la luna y las estrellas de noche ¡ideal para el romance! Eso sí, la crema Off! debe ser su mejor amiga –pueden usarla incluso como aceite erótico-, y cuidado con un animalito que entre a su campamento y les arruine la velada.

Vargas.


Aquí tenemos dos opciones igual de buenas. Una, es el pueblo de Galipán ubicado en el majestuoso Ávila, donde subirá la adrenalina con el viaje en Jeep para llegar hasta allá, y pasarán un día con frío –la excusa perfecta para pedir/dar un abrazo-. Hay un montón de restaurantes excelentes donde pueden degustar las mejores cachapas, el mejor cochino frito, así como comprar dulces de chocolate, dulce de leche, obleas ¡Las opciones son infinitas! Y, si les cae la noche y no quieren regresarse, pueden quedarse en alguna de las posadas del lugar, que darán rienda suelta al amor y la pasión.

La otra opción es bajar hasta La Guaira y seguir por la carretera hacia los lados de Naiguatá, Camurí Grande, y Los Caracas. Si tienes a un pana con apartamento por allá, pueden hacer un viaje de fin de semana con los novios –o los culitos-, y con una botella de ron y refresco, están hechos.

La gran Caracas.


Aquí tenemos diferentes opciones, dependiendo del poder adquisitivo de los tórtolos. El plan “oligarca” es una cena romántica en el restaurant 360, ubicado en la azotea del hotel Altamira Suites, donde se comerán la pizza más buena –y más cara- de toda su vida. El plan “no estoy tan limpio” consiste en subir al Ávila en teleférico, y comer en Ávila Mágica, así como dar un paseo por la caminería hasta el Hotel Humboldt agarrados de manos. Por último, el plan “socialista” es subir en Metrobús hasta El Hatillo y comerse unos chupi-chupis sentados en la Plaza Bolívar del pueblito, o hacer un tour de museos por Bellas Artes.

Aragua.


Un pedacito de Alemania en nuestra tierra caribeña, con su clima y todo, es la Colonia Tovar. Tomen chocolate caliente, cómanse una salchicha –en sentido literal, malpensados-, tómense una buena birra germánica y de postre dense un gusto con frutas frescas y dulces. Podrán encontrar muchas posadas y hoteles, como el Selva Negra, en una amplia variedad de precios. Pasen un buen rato con ese frio sabroso, y si su idea no es el frío, desde allí hay unas carreteras que te llevan a Puerto Maya y Puerto Cruz, dos playas espectaculares y poco visitadas del estado aragüeño.

También hay muchas otras playas famosísimas en este estado: Cuyagua, Choroní, Cepe, Chuao, y muchas otras donde se puede acampar y excursionar, así como aprovechar para ver a tu pareja con pocos trapos durante todo el día.

Mérida.


Siguiendo el tema del frío, pues… están en Mérida ¿qué importa? ¡Todo el estado es hermoso! Pueden agarrar una sábana y ponerse en cualquier ladera, y en todas partes tendrán un paisaje increíble –sobre todo en los parajes de El Valle y el Páramo de La Culata-, y será un plan igual de genial que comer en cualquier restaurante. Conozcan los parques temáticos de Alexis Montilla: La Venezuela de Antier, La Montaña de Los Sueños y Los Aleros, vean las estrellas con ese clima templado con el que provoca acurrucarse, y cómprense un calentadito. También pueden montar a caballo, visitar la Laguna de Mucubají y comprar vitamina en el Mercado Principal de la ciudad de Mérida ¿qué es más romántico que eso? ¡Me quiero mudar para allá!

Sucre.


En esta época romántica, una excelente opción es el Parque Nacional Mochima, que tiene playas cristalinas con agua fresca, y donde venden piñas coladas en todas partes. Además, si tienen la oportunidad de que se les vaya la luz –porque hay que sacar lo positivo hasta de los apagones-, verán el cielo más estrellado que se pueden imaginar. Y así como ésta, hay muchas otras playas, recuerden que están en Venezuela; playa es lo que sobra, y nunca está de más en el día de Cupido.

Decidas el destino que decidas, recuerda que lo importante es quererse, así que en lo personal, una película encerrados en casa nunca está de más. Otra opción muy inteligente, que raya en genialidad, es saltarse de forma olímpica este día y celebrarlo en otra fecha; de esta manera se evitarán problemas de tráfico, exceso de gente, y sobreprecios.

P.D.: El 14 de febrero cae domingo, así que si tu número de cedula es del 5 al 9, y al hacer colas no sientes un deseo irrefrenable por incendiar todo a quince kilómetros a la redonda, ve a un romántico día de compras con tu persona favorita.