Ideas de último minuto para San Valentín


Con lo rápido que van las cosas hoy en día, sobre todo en Venezuela, entre hacer colas, trabajar y los cortes de luz, es difícil tener tiempo para planificar una gran idea romántica con anticipación. Aquí en Dominó y Truco siempre te salvamos la patria en estas fechas especiales, así que te traemos las mejores ideas de último minuto para que no quedes mal con tu amorcito en el día de San Valentín.

Frasco de notas.

Si a tu pareja le gustan las cositas cursis, seguro que esto le va a encantar. En un frasco vacío, pon 365 papelitos con mensajes románicos, como: “Me encanta tu sonrisa” o “Me gusta la forma en que lloras con las películas animadas”, y le dices que vea un mensaje por cada día del año. Puedes usar papeles y marcadores de distintos colores,  se va a derretir por ti.


Picnic.

Lo bueno de los picnic es que no necesitas ser un gran chef ni gastar demasiado: prepara un bolso con sándwiches -Jamón y queso, atún, entre otros-, un postre -galletas, torta, chocolates, frutas- y un jugo. No olvides llevar vasos, servilletas y un mantel o sábana -pero no la curtida con dibujos de Piolín, por favor- para poner sobre la grama y que no los invadan las hormigas.  

Búsqueda del tesoro.

Compra cosas sencillas que le puedan gustar a tu pareja -pulseras, zarcillos, llaveros, chocolates, doritos, galletas, bolígrafos, pinturas de uñas, libros de colorear- y envuélvelo todo; puedes hacerlo incluso con papel periódico si lo haces bonito y no usas las páginas de sucesos. Esconde los regalos en distintas partes de la casa y déjale pistas para que encuentre cada uno, como en Gone Girl pero sin los asesinatos y la manipulación.


Caja de un color.

Compra detallitos del color favorito de tu pareja, como chocolates, libretas, lápices, galletas, papitas y pinturas de uñas. Mételo todo en una cajita del mismo color y ponle un mensaje relacionado, como: “Las rosas son rojas, pero la más bonita eres tú”.



Restaurant en casa.

Prepara la mesa con un mantel bonito, usa una guía o tutorial para que quede como en un restaurante, prepara unos cocteles, una comida sabrosa, unos postres de la pastelería de la esquina, pon velas y vístete para la ocasión. Hay millones de recetas sencillas que se ven elegantes, aquí en DyT ya las mencionamos antes.

Libros de cupones.

Haz una libreta con un papel bonito y escribe o imprime en cada hoja, una cosa a la que tiene derecho tu pareja presentando ese cupón. Por ejemplo: “Al presentar  este cupón tiene derecho a un masaje”, “Al presentar  este cupón tiene derecho a ganar una discusión aunque no tenga razón” o “Al presentar  este cupón tiene derecho a salir con sus amigos siempre que conteste el teléfono”. En internet hay un millón de modelos para imprimir, pero si eres más de manualidades, también puedes hacer los cupones con papeles de colores escritos a mano y dibujos.



Un playlist.

Quizá ya no existan los casettes pero un buen playlist nunca pasa de moda, así lo hagas en Youtube, Spotify, Apple Music, o tan sólo le quemes un CD. Escoge las canciones más románticas que te recuerden a tu amorcito y regálaselas con unos chocolates. Es también buena idea si tu pareja vive lejos pero igual quieres mandarle un detalle. Que viva el amor en tiempos 2.0.